domingo, 20 de octubre de 2013

Amanece, que no es poco

Aritmética a ritmo de góspel


Este año se cumple el vigésimo quinto aniversario del rodaje del largometraje Amanence, que no es poco, una disparatada comedia de humor surrealista, o en palabras de su director, J. L. Cuerda, una comedia raruna de humor subruralista.

La divertida película es un compendio de numerosos personajes y situaciones, repleta de diálogos ingeniosos muy brillantes, en la que por la vía del humor se van desgranando reflexiones de calado. Coincidiendo con este redondo aniversario la editorial logroñesa Pepitas de Calabaza acaba de publicar una cuidada edición del guión de la película que incluye un interesante prólogo y un jugoso anecdotario redactados por el propio J.L. Cuerda.

Su lectura me ha llevado a volver a ver algunas de las escenas más memorables, entre ellas cómo no, unas cuantas sobre la Educación y la Escuela, y a (re)reflexionar sobre ellas.

La peli incluye algunas escenas en la escuela del pueblo, como la lección de anatomía sobre el corazón, ¿se podría considerar un intento de enseñanza bilingüe?. O el examen sobre las ingles, ¿alusión premonitoria a las evaluaciones externas?. La que tiene un contenido más relacionado con las Mates es en la que, a ritmo de góspel, se aprenden los ríos de Europa y se practican operaciones aritméticas. 



Cuesta un poco entender la operación cantada por el alumno y en el guión publicado no aparecen los textos de los musicales. Si no me falla el oído es:
{[(508 + 32 - 40 + 2) x 43 ] - 1500 } / 100 = 200,86
que queda mucho más atractiva cantada que escrita.
No tiene desperdicio el final de la escena.

También se puede hacer una lectura actualizada del comentario al salir de misa entre dos niños vestidos con traje regional:
- “¿Tú crees que los conocimientos que adquiramos ahora en la escuela serán de rango inferior a los bienes espirituales que nos han sido dados en la misa?”
- “¡Pues probablemente sí!”.

Como dice J.L. Cuerda asuntos sobre los que vale la pena reflexionar y, burla burlando, reírnos de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario