jueves, 5 de mayo de 2016

"Decálogo de la Didáctica Matemática Media" de P. Puig Adam

El modo intemporal de enseñar Matemáticas

 

Hace unos días, revisando la biblioteca del Departamento, aparecieron de forma fortuita entre algunos libros de la primera mitad del siglo pasado, unos números de la "Gaceta Matemática". Al curiosear su contenido comprobé con deleite que en el fascículo de 1955 correspondiente a los números 5 y 6 del tomo VII de la 1ª serie aparece el "Decálogo de la Didáctica Matemática Media" publicado por Pedro Puig Adam.

Puig Adan (1900-1960), ocupó la cátedra de Matemáticas en el Instituto San Isidro de Madrid desde 1926 hasta su prematuro fallecimiento en 1960. También se hizo cargo de la cátedra de Metodología y Didáctica de la Facultad de Ciencias. Es, por sus contribuciones a la renovación de los métodos de enseñanza, la figura clave de la didáctica de las Matemáticas en España.

Se acerca el día 12 de mayo, fecha en la que la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas celebra el "Día Escolar de las Matemáticas", coincidiendo con la fecha del nacimiento de P. Puig Adam en el año 1900.

Me parece una buena ocasión para traer aquí su "Decálogo de la Didáctica Matemática Media".

DECÁLOGO
DE LA DIDÁCTICA MATEMÁTICA MEDIA
por
P. Puig Adam 

Se me piden normas didácticas. Preferiría despertar una conciencia didáctica; sugerir formas de sentir antes que modos de hacer. Sin embargo por si valieran, ahí van las sugerencias que estimo fundamentales:
  I.- No adoptar una didáctica rígida, sino amoldarla en cada caso al alumno, observándole constantemente. 
 II.- No olvidar el origen concreto de la Matemática ni los procesos históricos de su evolución.
 III.- Presentar la Matemática como una unidad en relación con la vida natural y social.
 IV.- Guardar cuidadosamente los planos de abstracción.
  V.- Enseñar guiando la actividad creadora y descubridora del alumno.
 VI.- Estimular dicha actividad despertando interés directo y funcional hacia el objeto del conocimiento.
 VII.- Promover en todo lo posible la autocorrección.
VIII.- Conseguir cierta maestría en las soluciones antes de automatizarlas.
 IX.- Cuidar que la expresión del alumno sea traducción fiel de su pensamiento.
  X.- Procurar a todo alumno éxitos que eviten su desaliento.

El artículo continúa añadiendo un breve comentario a cada uno de los puntos "para precisar el alcance de cada uno de estos preceptos".

Este decálogo recoge la esencia de las inquietudes pedagógicas y del contacto real con la enseñanza de una mente brillante. En estos tiempos en los que todo cambia tan deprisa agrada comprobar cómo permanecen plenamente vigentes las mejores prácticas de los mejores profesores. Aunque hayan pasado más de 60 años.

Para saber más:
  • Puig Adam, P.: Decálogo de la Didáctica Matemática Media. Gaceta Matemática. 1ª serie Tomo VII, números 5 y 6. Instituto Jorge Juan de Matemáticas y la Real Sociedad Matemática Española. Madrid , 1955. Pág: 130-131, 132-133,134-135.
  • Puig Adam, P.: La Matemática y su enseñanza actual. Ministerio de Educación Nacional. Madrid, 1960.

No hay comentarios:

Publicar un comentario