martes, 18 de marzo de 2014

Gabriel Celaya: Función de Uno, Equis, Ene

Las Matemáticas son un arma cargada de futuro



Tal día como hoy, el 18 de marzo de 1911 nació en Hernani, Guipúzcoa, Gabriel Celaya, uno de los más destacados representantes de la poesía social española de posguerra.

La conmemoración de tal efeméride me ha traído deliciosos recuerdos de su libro de poemas "Función de Uno, Equis, Ene  F (1.X.N)", publicado en 1973 por Ediciones Javalambre de Zaragoza, y de la biblioteca del colegio Mayor Pedro Cerbuna donde cayó en mis manos por primera vez. También me ha producido cierta nostalgia la visión de Celaya de la poesía como un instrumento para transformar el mundo.


Imagen de "Album fotográfico"
 en gabrielcelaya.com
Esta colección de poemas son un emocionante entretejido de fórmulas matemáticas y humanismo lírico donde Gabriel Celaya entre inspiración y reflexión explora,
según sus propias palabras, las relaciones conflictivas entre "Uno", el yo aislado, "Ene", los otros o el colectivo y "Equis", la incógnita secreta, un implacable e incomprensible orden que se rige según leyes o reglamentos no humanos. Podemos aventurar que en la creación de estos problemas Celaya hizo uso de los conocimientos matemáticos adquiridos en sus estudios de Ingeniería industrial.

Me permito citar aquí algunos versos del poema con el que cierra la obra "Función de Amparitxu", dedicado a su gran amor, que da plenamente sentido a su vida.
                                 ¡Y al diablo los versos,
y Don Uno, San Equis, y el Ene más Cero!
Estoy vivo todavía gracias a tu amor, mi amor,
y aunque sea un disparate todo existe porque existes,
y si irradias, no hay vacío, ni hay razón para el suicidio,
ni lógica consecuencia. Porque vivo en ti, me vivo,
y otra vez, gracias a ti, vuelvo a sentirme niño.

Para saber más:
 - Espacio web de la Diputación Foral de Guipúzcoa dedicado a Gabriel Celaya

No hay comentarios:

Publicar un comentario